La cadena Room Mate ha abierto su primer hotel en Róterdam, el segundo en Holanda, denominado Room Mate Bruno.

El establecimiento está ubicado en un antiguo almacén de té de la Dutch East India Company y su estructura original data del siglo XIX. Asimismo, su diseño ha sido creado por la arquitecta internacional Teresa Sapey, combinando tradición e innovación en un edificio de identidad marinera.

El edificio está dividido en cuatro plantas y dispone de 217 habitaciones, así como de una sala de desayunos, un lounge bar, zonas de trabajo, salones de reuniones y 400 metros cuadrados destinados a eventos.

Asimismo, Textil Contract se ha encargado del equipamiento textil de cada una de las 217 estancias, suministrando, confeccionando e instalando todas sus cortinas y donde ha primado el terciopelo. De esta manera, la compañía afianza su posicionamiento en el aprovisionamiento texil a complejos hoteleros y apartamentos turísticos.