Los hoteles boutique son hoteles de servicio personalizado, caracterizándose por tener un número reducido de habitaciones y alejarse del servicio estandarizado de las cadenas hoteleras tradicionales para ofrecer intimidad y exclusividad.

Los clientes de este tipo de hoteles no sólo suelen disponer de un mayor nivel de renta, sino que buscan experiencias más auténticas y sostenibles. Suelen ser usuarios con bastante formación digital, comprometidos con la sostenibilidad y buscan ciertos servicios propios de hoteles de lujo.

No cabe duda de que cada año surgen nuevas y emocionantes tendencias en la industria del diseño de interiores. Los hoteleros lo saben y las tienen muy en cuenta, sobre todo en aquellos hoteles boutique dirigidos a un público más exigente en cuanto a moda y estilo.

Si bien la marca de un hotel siempre dominará tanto en el estilo como en la atmósfera del lugar, siempre hay hueco para incorporar nuevas e innovadoras tendencias. Aquí, algunos ejemplos.

Habitaciones personalizadas

Si contamos con un presupuesto amplio para invertir en diseño, no cabe duda de que apostar por experiencias personalizadas es la clave. Los huéspedes que pagan una buena cantidad de dinero por su suite quieren que esta se adapte perfectamente a sus necesidades.

Esto no significa cambiar la decoración de la habitación según el gusto del huésped. Se pueden, por ejemplo, usar azulejos o paneles acústicos con un toque moderno y vanguardista para que cada baño parezca único, al mismo tiempo que crean una experiencia privada e insonorizada. Y que después sea el cliente quien elija el que más le gusta entre un abanico de posibilidades.

Pero todavía hay más. Podemos utilizar muebles eclécticos y opciones creativas e imaginativas para decorar cada habitación y dar así una atmósfera personalizada y propia. Este tipo de mobiliario se puede cambiar de sitio con facilidad, para romper así con la monotonía y con el clasicismo imperante. El eclecticismo se inspira en estilos variados y dispares para fundirse en un ambiente único, muy demandado después de años de diseño monótono, producido en masa y estandarizado.

Lo mismo ocurre con las luces. Podremos jugar con el color y ofrecer así una experiencia de iluminación tan propia como completa y creativa. Incluso, como hacen en Angad Arts Hotel, ofrecer una habitación según el estado de ánimo del huésped.

Lo más importante es ofrecer al huésped una amplia variedad de posibilidades a la hora de realizar la reserva, donde cada suite ofrezca una experiencia única. Y después, enfatizar en los detalles.

Para eso, tenemos que tener un buen equipo al servicio de estas experiencias y que esté dispuesto a personalizar la habitación con cada interacción con el cliente en todo el proceso que va desde el momento de la reserva hasta que abandona el hotel.

Una buena opción de entretenimiento

Las habitaciones de lujo tienen que ofrecer algo más que la televisión básica. Es decir, deben mantenerse al día en nuevas tecnologías y ofrecer ya Smart TV, que incluya paquete de suscripción digital por habitación. Es decir, los huéspedes tienen que poder ver Netflix, Movistar +, YouTube y todo lo que quieran desde la comodidad de su cama.

Esto abre una amplia gama de opciones de entretenimiento que hace que los paquetes televisivos que los hoteles ofrecían hace apenas unos años parezcan totalmente desfasados. Además, si el presupuesto lo permite, estas opciones de entretenimiento se deben brindar de forma gratuita, pues no ofrecen más que una experiencia similar a la que los huéspedes tienen en el salón de su casa.

Características ecofriendly

Los hoteles tienen que subirse al verde en 2019. Los viajeros están cada vez más preocupados por el medio ambiente y por el impacto que tienen las emisiones de carbono en el planeta.

Afortunadamente, esta tendencia puede encajar en la mayoría de los presupuestos, pues tiene un importante retorno en cuanto a ahorro energético. Sobre todo, a largo plazo.

Instalar reguladores de presión de agua o bombillas LED ecofriendly ahorran energía y atraen a los huéspedes que apuesten por la sostenibilidad. Hay que estudiar también cuál es la huella ecológica de nuestro hotel y asegurarnos de estar trabajando por reducirla.

En definitiva, para avanzar hacia un futuro verde en el diseño es una tendencia inevitable que los huéspedes piden. Además, esta apuesta por la sostenibilidad atraerá a más clientes y, a su vez, ayudará a impulsar la reputación online de nuestra marca en el futuro próximo.