Textil Contract ha tenido el placer de participar en el suministro integran intextil del Aeropuerto Internacional de Murcia. Concretamente, con el suministro de 300 cortinas enrollables a cadena para las oficinas del personal, navegación áerea, meteorología y servicios auxiliares entre otros.

Una obra complicada y ejecutada en tiempo record de la que Textil Contract se siente muy orgullosa.

El Aeropuerto Internacional de Murcia es gestionado por AENA, desde su adjudicación en 2017 y es la encargada de su gestión, explotación, mantenimiento y conservación. El pasado 15 de enero, el Rey Felipe VI inauguró las instalaciones.

El Aeropuerto dispone de unas modernas instalaciones que garantizan la operación del tráfico aéreo en condiciones de máxima seguridad y aportan a pasajeros y usuarios los servicios necesarios de forma accesible y funcional.

El edificio terminal, con más de 37.000 metros cuadrados de superficie, consta de un gran vestíbulo en cuya zona de salidas existen 24 mostradores de facturación más uno de equipajes especiales. Tres filtros de seguridad dobles dan paso a la zona de embarque en la que hay 9 puertas de embarque (6 destinadas a vuelos a países no Schegen y 3 para países de la zona Schengen). La sala de recogida de equipajes está dotada de tres cintas más una para equipajes especiales. De aquí se accede al hall de llegadas del vestíbulo general, gran protagonista del interior del edificio.

El campo de vuelo consta para ello de una pista 05-23 de 3.000x45m, una calle de rodadura paralela completa, una salida rápida en el aterrizaje por la cabecera 23, dos apartaderos de espera en ambas cabeceras y dos calles de acceso a plataforma.

La plataforma de estacionamiento de aeronaves tiene una superficie de 74.000 metros cuadrados con diversas posiciones para aviones tipo B738/A321, B753/B763, B747 y de aviación general y corporativa/jets de negocio, así como dos puestos para helicópteros.

El servicio de control de tráfico aéreo, que corre a cargo de Ferronats (empresa participada por Ferrovial y NATS, el proveedor británico de servicios de navegación aérea, que presta servicio de control de torre en otros 9 aeropuertos españoles), abarca la fase final de descenso y la inicial de despegue, así como el movimiento de la aeronaves en tierra.

El Aeropuerto Internacional de Murcia es una infraestructura de mucha importancia para el sector turístico regional, ya que se prevé que en los próximos quince años reportará 900 millones para la economía regional y 19.000 nuevos puestos de trabajo.

Con la apertura del aeropuerto de Corvera, la Región de Murcia será más competitiva y atractiva para el resto del mundo.